10 de enero de 2010

Chile II y Argentina: reencuentros, glaciares y sueños rotos

Esta noche hemos estado en un hotel con tele en la habitacion, y entre las decenas de canales disponibles estaba TVE. Hemos visto el Telediario y, por si estos dias no tuvieramos suficiente sensacion de que esto se nos ha pasado volando, las noticias eran casi calcadas a las ultimas que vimos en Valencia antes de empaquetar el coche hacia Madrid. La ola de frio, las nevadas que complican las cosas en carreteras y aeropuertos... por unos momentos nos hemos dejado trasladar mentalmente por este pseudo deja-vu, y nos hemos imaginado otra vez a punto de empezar, y no de terminar, este año tan especial. Pero con el hombre del tiempo ha salido sobreimpresa la fecha, y nos hemos despertado de sopeton :-( Bueno, tambien segun el Telediario aun nos queda una ultima esperanza para arañar un ratito mas a este sueño, alargar aunque sea un ultimo sabado: parece que, como cada año por estas fechas (es tan seguro que llega como el turron :-/), hay amenazas de huelga en Iberia, asi que igual nos "vemos forzados" a esperar que se resuelvan aqui en Chile :-)

En fin, esto se acaba, pero obviamente no nos podemos quejar. Estas ultimas 3 semanas en el sur de Chile (y un poco de Argentina), ademas, han sido practicamente como unas vacaciones normales, ya que debido a las fechas lo teniamos practicamente todo reservado y organizado con antelacion. Y comenzaron con un reencuentro muy especial, que ni pintado para cerrar nuestro año de viaje: tras 11 años sin vernos, pasamos la semana previa al dia de Navidad con Lynn y Steve, mi familia americana y "culpables" de contagiarnos el virus del viajero. Su hijo menor, Callan, habia cursado un cuatrimestre en una universidad en Buenos Aires e iba a pasar el siguiente en Santiago de Chile, asi que ellos aprovecharon las vacaciones veraniegas en el hemisferio sur para acompañarle en su traslado... no precisamente por la via mas directa, claro :-) Recorrieron parte de Argentina, hasta la Patagonia, y luego cruzaron a Chile y fueron subiendo hacia Santiago. A mitad de camino, en la region de Los Lagos, nos encontramos con los tres, y juntos nos perdimos entre montes y fiordos mientras nos poniamos al dia de nuestras vidas. Fue muy emotivo, ellos son verdaderamente familia para mi, y mas de 20 años despues de que me adoptaran todo un curso escolar ha sido muy bonito recordar aquellos tiempos y relatar con orgullo la buena vida que, tanto ellos como nosotros, hemos conseguido llevar desde entonces. Especialmente entretenido fue disfrutar tambien de Callan, un chaval majisimo, amante como sus padres de la naturaleza y de aprender sobre otras culturas, y que tambien era la prueba fisica del tiempo que habiamos pasado sin vernos (yo fui el primer "hijo" de Lynn y Steve, 3 años despues se animaron con los suyos propios :-) En resumen, pasamos unos dias geniales con ellos, que culminamos con un buen homenaje gastronomico en Nochebuena, y un no menos apetitoso desayuno que nos prepararon ellos mientras nosotros organizabamos nuestras mochilas para seguir camino al sur.

Solo un pequeño detalle empaño nuestros dias con ellos. De la Amazonia me traje un "regalito", que luego resulto ser relativamente inocuo, pero... por el hecho de traermelo de donde me lo traia, pues no era muy tranquilizador. Y es que me salieron unos bultitos en la parte de atras de la cabeza, que con los dias se convirtieron en hinchazon algo mas general. Y ademas tenia vida propia, se desplazaba por mi cabecita, pero como tampoco era excesivamente molesto pase unos dias en el monte bromeando sobre convertirme en "el hombre elefante", hasta que bajamos a la civilizacion (= pueblo de 200 habitantes) y pude consultar con un medico. Su diagnostico no fue nada exotico, como que cualquier bichejo hubiera utilizado mi cabeza para poner sus huevos o algo parecido (a esas alturas, nuestra imaginacion se desbordaba :-/), sino que tenia una infeccion subcutanea originada en los foliculos del pelo. ¿Y de que pelo, os preguntareis los mas cachondos =:-0? Pues ahi estuvo el problema; precisamente en Iquitos, posiblemente la ciudad mas sucia en que hemos estado desde que dejamos la India, me toco la rapadita quincenal, y con los foliculos bien abiertos tras el corte de pelo nos paseamos por un mercado guarro a mas no poder (eso si, divertidisimo, los mercados son siempre visita obligada para nosotros). Y con lo que a mi me gusta sobarme el cabolo, mas si esta recien peladito... en fin, el tratamiento de antibioticos tardo en hacer efecto, pero poco a poco recupere mi tamaño normal de cabeza =:-/

Fue una rabia que mis dias de "hombre elefante" coincidieran con el reencuentro con Lynn y Steve, porque no fui 100% yo mismo... pero claro, tenia algo en la cabeza (literalmente). Pero ahi no acaba todo. Y es que el que suscribe ha pasado una ultima etapa de viaje pelin "pupas". Resulta que, tras dejar la region de Los Lagos, nos embarcamos en el unico ferry que recorre los canales patagonicos, una zona totalmente deshabitada y de una belleza agreste. Tres dias en el barco sin mas que hacer que salir a cubierta (cuando la gelida "brisa" patagonica te lo permitia) y admirar unos paisajes que casi nadie ha visto, respirar un aire que casi nadie ha respirado. Viajar al sur mas remoto de esta forma, te permite apreciar verdaderamente lo perdido que ha estado esto hasta hace muy poco tiempo, y no hubiera sido lo mismo si hubieramos llegado en avion. Para que os hagais una idea, tras dia y medio por los canales, no hay mas remedio que salir unas 12 horas a mar abierto, a la altura del Golfo de las Penas, un nombre muy adecuado a juzgar por el tamaño de las olas, ¡jarls! Esa noche nos pusieron una peli chilena tras la cena, y los bandazos del barco te tiraban de la silla, ¡sin exagerar! =:-0 Justo a esa altura comienza una provincia llamada Ultima Esperanza... para irse preparando, ¿ein?

En realidad lo que nos esperaba era la Patagonia propiamente dicha (hasta el Golfo de las Penas no empieza), en nuestra opinion de las zonas mas espectaculares del mundo por lo que habiamos visto en Argentina hacia 10 años. Y nuestra particular guinda en el pastel para terminar este viaje. Para comenzar habiamos planificado 5 dias de trekking en las Torres del Paine, un macizo montañoso espectacular que cuenta, en mi opinion, con los montes si no mas bonitos (algo muy subjetivo, aunque como siempre existen rankings) al menos si de los mas originales: los Cuernos del Paine. Las Torres que le dan nombre al parque son chulas, pero nada como los cuernos creo yo... y a Sabi tambien le encantaron.


Tanto que no paraba de posar y nos pedia mas y mas fotos :-)


Nos las prometiamos muy felices tras un primer dia genial, de paseo suave al mirador de Los Cuernos, antes de comenzar la pequeña paliza de recorrido que teniamos prevista. Pero esa noche, ya en el refugio, decidi que no podia terminar este año sin haber tenido noticias de mi otra articulacion con exceso de desgaste (aunque el hombro le gana de lejos). Como tantas otras veces, los accidentes mas absurdos llegan por exceso de confianza, y tras haber hecho con Lynn y Steve algun que otro paseo que tuvo su dificultad (eran rutas de acceso para escaladores, y salimos indemnes por los pelos), esa noche antes de cenar decido salir a hacer una ultima foto... me pongo las botas y me abrocho propiamente la izquierda, pero al ir a por la derecha la dejo suelta ("total, son 10 metros para tomar algo de perspectiva")... salgo del refugio mirando al monte en vez de donde piso y... ¡zas!, mi tobillo derecho (con dos esguinces previos a sus espaldas) se tuerce en el escalon hasta casi besar el suelo =:-0 Como el show de un tobillo torcido no le llega a la suela de los zapatos al de un hombro fuera de sitio, hubo que "aderezar" el accidente para que la pobre Evita subiera otra vez sus pulsaciones a mas de 200: en seguida me sente porque aquello tenia mala pinta, ella me vio y salio a ver que pasaba, yo le cuento mientras ya la rabia me corroe por lo que tiene toda la pinta de suponer ver frustrado el sueño de nuestros dias en aquellos montes, y para salir de dudas intento ponerme de pie y apoyar el peso en el tobillo. Lo siguiente que recuerdo es volver a estar sentado, despertar como de una mala siesta, y a Eva mirandome con ojos desorbitados mientras me abofeteaba con ganas. Cuanto tiempo llevaba haciendolo nunca lo sabre, porque ella dice que pocos segundos... pero fueron suficientes para que unos amables chilenos llegaran del refugio a ayudarnos al ver como ella me maltrataba. En fin, no la culpo :-) La pelicula se completo con que casi vuelvo a desmayarme cuando me arrastraron dentro (me volvieron a hacer apoyar el tobillo, y el latigazo de dolor parece que era demasiado pa' lo sensible que yo soy :-/), pero como no se les ocurrio que todo fuera por la torcedura me atiborraron a beber y comer porque "debia estar bajito de reservas". Gente encantadora, no obstante, y con su animada charla algo contribuyeron a que durante los primeros momentos no le diera demasiadas vueltas a mi infortunio.

Porque como pintaba, a la mañana siguiente no podia ni meter el pie en la bota de la hinchazon (a pesar de las 4 horas de hielo inmediato, que es mano de santo), y tampoco apoyar. Pero al menos no tenia mucho dolor, asi que me auto-diagnostique esguince de grado 1; eso si, al menos un par de dias de reposo y luego veriamos. Me acorde de aquel bochornoso accidente de Cañizares con la botellita de colonia que le cayo en el pie y le impidio jugar el Mundial de Futbol, sobre todo por lo estupido que te sientes contando tan absurdo percance a todos los que te ven postrado. Pero pudo ser mucho peor, esta claro, como que me hubiera pasado a horas de cualquier refugio y a merced de un rescate de montaña. O incluso lo que les paso a otros montañeros esa misma mañana, a los que tras recorrer medio mundo para hacer este trekking... ¡les habian robado las botas en el refugio! No sabemos como acabo la historia pero... o se hacian el circuito en chanclas (no serian los primeros, seguro, pero... ¡telita!), o les toco volverse, ¡menuda gracia! Pero en fin... el caso es que, curiosamente, casi exactamente en el extremo opuesto de este viaje, cronologicamente hablando (a unos 10 dias de haberlo comenzado, en vez de a unos 10 dias de terminarlo), conocimos el mejor ejemplo de tomarse los contratiempos con filosofia. Los que tengais mejor memoria recordareis a los australianos de los que hable en la primera entrada, que tras haberles robado todo su dinero y pasaportes, atrapados sin poder salir de Surafrica y trabajando "de estrangis" para poder cenar todos los dias una lata y un cacho de pan, no le guardaban ningun rencor al pais (al contrario, les habia dado la oportunidad de conocer gente de muy buen corazon que les echo una mano), y se tomaban la espera con un buen humor envidiable. Aunque habia pasado casi un año, les recordaba como si fuera ayer (sintoma de lo rapido que ha pasado, snif :-(, asi que intente seguir su ejemplo lo mejor que pude.

Lo gracioso es que esta historia de la esguince en realidad me trae buenos recuerdos. La primera que tuve "estreno" mi relacion con Eva; fue exactamente a la mañana siguiente de nuestro primer "enrolle", en las celebraciones por el comienzo de las vacaciones de Navidad del 87, a la tierna edad de 16 añitos. Esa mañana, dia de nochebuena, tambien me confie montando una pachanga de baloncesto con mis compañeros corredores, tras nuestra sesion de entrenamiento y todos con las zapatillas de correr (sin la mejor proteccion para el tobillo). Lo simpatico de la historia es que, cuando esa tarde Eva llamo a mi casa para quedar y mi madre le dijo que no iba a poder, contandole la historia del esguince, la pobrecita se penso que era una milonga y que ya me habia arrepentido de la noche anterior. Casi exactamente 22 años despues, mientras me abofeteaba a los pies de los Cuernos del Paine, posiblemente deseo que hubiera sido cierto :-)

Pero termino el recuento de nuestros dias por la Patagonia. Como lo teniamos ya pagado, en vez de reposar en cualquier otro sitio lo hicimos en dos refugios de Torres del Paine, y una vez ya pude al menos caminar nos escapamos tres dias a Argentina para otro reencuentro: con el glaciar Perito Moreno, que visitamos exactamente hace 10 años. Uno mas de los varios que hemos visto estos dias, y es que la Patagonia es territorio de glaciares, muchos de ellos lenguas del gigantesco Campo de Hielo Patagonico Sur, una masa helada que siempre me ha parecido increible que exista fuera del continente helado. Fueron, en fin, unos ultimos dias tranquilos mientras poco a poco me recuperaba, hasta conseguir volver a hacer un par de dias de montaña en El Chalten. Disfrutando las buenas carnes argentinas y los ultimos atardeceres conscientes (otra vez "indirectos", reflejados en las montañas y en las nubes altas). Y aqui tan al sur habia que tener paciencia para verlos, ¡porque hasta las 11 de la noche no llegaban! =:-0

Que nos pasa por la cabeza

"Sueños rotos" he incluido en el titulo. Suena tremendo. Y lo es, exageradamente tremendista por razones exclusivamente literarias :-) Porque, por mala suerte que fuera, lo de mi tobillo, como ya he contado, facilmente pudo haber sido mucho peor, un verdadero drama. Y todo quedo en haberme perdido buena parte de una de las esquinas del globo que mas me apetecian, y poco mas. Un sueño roto, pero solo por esta vez; espero poder volver y completarlo, si todo va bien.

Porque, "atrapado" entre las cuatro paredes del refugio el dia despues, viendo desfilar uno tras otro (Eva incluida, insolidaria :-) a todos los que se marchaban a disfrutar del espectaculo de estas montañas, te entra un bajon inevitable, del que solo sales poniendo las cosas en perspectiva. Algo que, por otra parte, es realmente sencillo. No hace falta tener cercana (como es nuestro caso) la memoria de paises muy pobres, donde la supervivencia es la unica preocupacion de la mayoria. Verdaderas tragedias que cambian la vida de la gente para siempre se dan en todos sitios y a diario. Como anecdota, tambien hay quien disfruta recordandotelo, como un señor aleman aparentemente muy preocupado por mi desde el principio, y que me miraba el tobillo y se acercaba a palparmelo como si supiera del tema. Resulto que su preocupacion venia de la historia de un amigo cercano, que tras un accidente similar apoyo el peso en el pie demasiado pronto y se rompio los ligamentos, con todo lo que ello conlleva (cirujia, tornillos, un año de rehabilitacion), e impedido en buena parte para el resto de su vida. ¿Necesitaba yo escuchar esa historia? Pues el hombre penso que mejor si :-/

Pero volviendo a mi reflexion sobre los sueños rotos, lo que me paso por la cabeza tobillo en alto son ese tipo de casos; no tanto los de la gente desfavorecida desde que nace, porque para ellos su situacion esta mas que asumida. Si, por duro que suene, ya he contado varias veces lo evidente que es viajando por paises humildes que la pobreza de animo no esta ni de lejos ligada a la pobreza material. Pero, ¿y si la desgracia te sobreviene? Los primeros ejemplos que me venian a la cabeza, por medianamente cercanos a mi situacion en ese momento, son los de amantes del ejercicio y del disfrute al aire libre a los que se les termina esa posibilidad de sopeton. Incluso pensaba en deportistas que lo apuestan todo a la baza de dedicarse integramente para vivir de ello, y ven truncada su ilusion (a veces cuando tienen la meta tan cercana) por una grave lesion. Conozco personalmente varios casos asi, de mis propios pinitos en mis años jovenes. Eso si que son sueños rotos, ¿verdad?, paladear la miel y, al instante siguiente, seguir viendola y oliendola pero consciente de que ya no sera para ti... incluso presenciando como otros si la disfrutan porque pueden hacer lo que, hasta antes de cierto momento fatidico (que pasas a camara lenta en tu cabeza una y otra vez), tu tambien dabas por sentado.

Pero todavia se puede tomar mas perspectiva. Como practicamente siempre, es sencillo encontrar ejemplos peores. Un deportista que se rompe para siempre ve sus sueños truncados, pero el drama en el fondo es consecuencia de una meta muy ambiciosa que muy pocos alcanzan. En otras palabras, es duro pero menos. Con todo esto pasandome por la cabeza veo pasar un senderista con el antebrazo amputado, y de inmediato mis reflexiones saltan a otro nivel y mi bajon animico me produce verguenza. A diario se producen accidentes que dejan a alguien limitado para siempre, e incluso invalido. La muerte no cuenta: al fin y al cabo, no te puedes "regodear" en tu propia desgracia, que es a lo que voy. Porque lo que acabo preguntandome es: ¿como reaccionaria yo no ante un pasajero y nimio contratiempo, sino ante una incapacidad grave y permanente? Sinceramente, no tengo ni idea. Me gustaria pensar, como Eva opina, que pasado el trauma inicial seria capaz de reformular mi vida y convertirme en uno de esos ejemplos de superacion que disfrutan de lo que les queda. Pero no lo tengo tan claro, ni creo que nadie pueda predecir como reaccionara ante EL sueño roto (con mayusculas). Ese que, como la loteria, continuamente escuchas que le ha "tocado" a otros, pero que nunca te planteas que te pueda tocar a ti.

En fin, para ser la ultima entrada todavia en sabado, casi al final de nuestro sueño cumplido (este año de viaje del que nuestro culo del mundo dice que quedan 1 DIA Y 5 HORAS), igual esta reflexion sobre sueños rotos os parece algo deprimente. No lo es. Mi conclusion es que Eva y yo somos afortunados, MUCHO, como evidencia (entre otras cosas) haber tenido la oportunidad de vivir estos 366 dias maravillosos. Y precisamente una de las razones de este viaje es sabernos afortunados, al menos por el momento, y en la "obligacion" (por decirlo de alguna forma) de aprovechar a tope nuestra Buena Suerte mientras podamos... porque nunca sabes cuando la tortilla de la vida puede darse la vuelta. Una de las lecciones de este viaje, por tanto, no ha sido nueva, porque esta filosofia de vida ya llevamos tiempo aplicandola. Pero si nos ha reafirmado para seguir en la misma linea. Echaros a temblar, porque ya podeis imaginaros lo que eso significa :-)

Mas tarde o mas temprano, pero...

CONTINUARA

12 comentarios:

Aurora dijo...

¡Feliz regreso!
Con el contador ya a cero, estamos deseosos de volver a veros. Un abrazo,
aurora

Anónimo dijo...

Me ha encantado esta entrada!!!. Te has salido Juanjo!!!
Feliz regreso y os esperamos con muchas ganas de veros!!!
Un abrazo y muchos besos.
Moises & Family

Anónimo dijo...

Bueno, ENHORABUENA campeones!!! Habeis llegado al fin de un viaje espectacular, sin más contratiempos que los justos después de un viaje como este. No es que sea poco lo de los esguinces y demás pero como muy bien dices al final, sois muy afortunados por poder hacer vuestro sueño realidad. A ver si nos vemos por Valencia, un beso muy fuerte a los dos.

Nora.

Olga dijo...

Niño!! Cuidate esos piecitos que en breve os veo haciendo un viaje de 367 sabados y tenéis que estar en plena forma!!!
Por cierto, menudas fotos, como siempre, increibles.
Feliz regreso y ánimo que aquí os esperamos todos con los brazos abiertos. :)
Besitos
Olga

Anónimo dijo...

Bienvenidos campeones
Después de ésta última entrada queda claro cuál es el sexo fuerte ¿¿eihn??
BSS GIGANTES que esperamos daros face to face que no mouth to mouth...
Musumeci's family

Jose G dijo...

Hola Pareja,

ahora, al volver, sí que os vais a dar cuenta de verdad de lo ENORMEMENTE afortunados que sois de teneros el uno al otro y de habr sobrevivido a la aventura brutal que habéis tenido!!!

csaez dijo...

Bonita metafora la de la tortilla (espero que de patatas eh), interesantes reflexiones durante tu postrado, yo tambien me plantee algo parecido durante el mio...

En fin, que continue ;)

Anónimo dijo...

Hola chicos, soy julieta, leo siempre el glob! aunq escriba poco, como ha pasado de rapido el tiempo eh? he vivivo este viaje casi con ustedes, me encanta! se me ha piantado algun q otro lagrimon.. a ver si nos vemos a la vuelta! enhorabuena chicos!!!!!!

Anónimo dijo...

Felicidades! Sois un ejemplo y, que decir de la envidia que siento (sana eh!?).

Un abrazo

Guillermo

Anónimo dijo...

Poneros ya a trabajar, leches.

Anónimo dijo...

Awesome ! Inspiring ! Thrilling ! Xana

Julia dijo...

Hola Juanjo y Eva!

Nos hemos dado una vuelta por vuestro blog y lo hemos mencionado en Diario del Viajero en nuestra sección Compañeros de Ruta.

Os dejo aquí el enlace por si queréis pasaros y echarle un ojo: http://www.diariodelviajero.com/diario-del-viajero/companeros-de-ruta-xiii

Un saludo!

Julia

Publicar un comentario