25 de febrero de 2009

Botswana y Cataratas Victoria - transporte publico a la NATURALEZA

Dumela!!! (hola en Setswana, hablado en Botswana)

Pues nada, que pasado ya ese mesecito y medio de viaje, hemos de decir que estamos plenamente inmersos en el sabatico = esa genial sensacion de vivir continuamente en sabado. Disfrutamos muchisimo cada dia, y posiblemente con mas intensidad (o, cuanto menos, con mas tranquilidad) solo por el hecho de saber que esto no se acaba al dia siguiente, ni al siguiente, ni... en mucho tiempo todavia. Si, ademas, tus dias transcurren en "el paraiso", no se puede decir que viajemos: practicamente flotamos de sitio en sitio, sin que nuestros pies toquen el suelo.

Y es que estas dos ultimas semanas han sido espectaculares. Teniamos muchisimas expectativas puestas en Botswana, y las ultimas sensaciones antes de llegar alli eran un tanto descorazonadoras. Aparentemente, la temporada de lluvias, junto con un pais casi exclusivamente orientado al turismo de gran lujo, podian echar por tierra nuestras ilusiones. Afortunadamente, no ha sido asi en absoluto, y hemos literalmente flipado con el Norte del pais (el delta del rio Okavango, que no desemboca en ningun mar porque sus aguas se las traga el desierto del Kalahari, y el parque Chobe). Y a continuacion, una de las MARAVILLAS con mayusculas de la naturaleza, las cataratas Victoria (en Zambia y Zimbabwe).

No hay palabras para describir estos sitios, asi que espero que las fotos hagan un minimo de justicia. Pero tranquilos, que para otras cosas si he encontrado palabras, y alla van :-)

Nuestros dias en Botswana comenzaron de la forma mas autentica. En nuestros viajes previos, utilizar el transporte publico siempre nos ha parecido el modo mas directo y genuino de palpar algo de la realidad del pais, frente al turismo "de escaparate" del que es inevitable escapar en muchas ocasiones. Cuando la situacion lo permite (por temas logisticos, de seguridad, etc.), preferimos pasar 15 horas en una carraca antediluviana empapandonos del verdadero ambiente local, que hacer ese trayecto en 1 hora de avion. Y no solo por razones economicas, aunque en ocasiones tambien. Diria que muchas de nuestras mejores anecdotas en Mejico, Colombia, Egipto, Peru, y por supuesto nuestros 3 interrailes por Europa, se han dado en autobuses o trenes. Son viajes en los que la experiencia siempre ha suplido con creces la ocasional incomodidad. Y hasta la fecha, todavia no lo habiamos experimentado en Africa.

Pues bien, ¿queriamos sopa?, ¡pues toma dos tazas! En el trayecto desde Windhoek, capital de Namibia, hasta Maun (puerta de entrada al delta del Okavango, en el norte de Botswana), cogimos 3 autobuses en los que eramos los unicos blancos (sobra decir que tambien los unicos guiris), y el intercambio entre el primero y el segundo consistio en 2 horitas de espera en el medio de la carretera. Ni estacion de bus, ni pueblo, ni siquiera una misera gasolinera; "en este cruce de caminos te bajamos y ya vendra un autobus en la direccion adecuada. O si no, haceis auto-stop". Y nosotros, con un par =:-0 Creo que la imagen de finalmente subir a ese autobus, petado de gente, con todo el mundo mirandonos fijamente (y ya sabeis como resalta el blanco de los ojos de un negro)... no lo olvidaremos en un tiempo. Esas 13 horas para recorrer 800 kilometros supusieron casi una sobredosis de inmersion en Botswana, para empezar, y aunque igual suena dificil de creer, las disfrutamos un monton. Tanto, que en los dias posteriores viajamos bastante en los minibuses de aqui, que son simpatiquisimos: ves mucha gente distinta, experimentas formas muy curiosas de hacer las cosas (como pasar el importe del billete, y el cambio, de mano en mano hasta que llega al cobrador), en ocasiones te ponen musica africana con mucho ritmo, y viajas tan apretado que cuando alguien quiere salir en ocasiones nos tenemos que bajar todos antes. En fin, para trayectos cortos, son la caña.

En Botswana la gente nos ha encantado. Son amables (saludarte al pasar es practicamente un mandamiento, te conozcas o no, y generalmente con una amplia sonrisa), muy guapos (en particular las mujeres), y se les nota felices. Hablar de la felicidad es meterse en terreno pantanoso, se puede filosofar durante vidas enteras, y ademas es un topico eso de trasladar que la gente en paises pobres es mas feliz. Porque lo que es evidente es que la pobreza, cuando significa sufrir simplemente para subsistir, no mola nada. Pero, cuando se pasa ese umbral y se tiene al menos un techo (del tipo que sea) y para comer a diario, hay un aspecto en el que esta gente nos gana a los occidentales: la aceptacion de sus circunstancias y el disfrute de la vida segun viene. Esto no quiere decir no tener ambiciones, ni inquietudes (como comentabamos en la ultima entrada), pero han de ser relativizadas y, sobre todo, no nos pueden obsesionar y hacernos infelices si no se consiguen.


Pocas veces se nos hizo mas patente esto que cuento que al poco de llegar a Chobe. Despues de otro dia entero de viaje en autobusillos, tambien muy entretenido (¡y viendo pasar elefantes desde el bus!), llegamos al camping y nos pegamos un baño en la piscina. Alli intercambiamos 15 minutos de conversacion muy espontanea, iniciada por el, con un chico de 24 años muy simpatico. En ese breve tiempo fue capaz de trasladarnos las luces y sombras de su vida reciente. Estaba entusiasmado porque tras años de trabajar en casi todo tipo de puestos para las empresas turisticas de su pueblo (esa zona de Chobe), en pocas semanas se iba a despedir y fundar su propia empresa. Pero, hablando de todo un poco, se sincero con dos extraños como nosotros. No solo estaba todavia algo nervioso porque la noche anterior habia atropellado a un enorme macho de mono babuino (tremendo bollo en el coche), sino que tirando de ese hilo nos conto que la semana pasada murio un amigo suyo al chocar con un elefante, y que ese mismo dia habia enterrado a otro de sus amigos que se habia suicidado tras matar a su novia por un asunto de celos (estos si que son un sentimiento universal). Todo esto, como quien charla sobre la liga de futbol. Y siempre con una sonrisa en la boca. Es su vida en estos sitios, y aceptar sus circunstancias sin fatalismo creo que les hace mas felices (no me puedo imaginar el estado emocional en que estaria yo tras una semanita asi).

Tambien nos encanto la pasion con que los "conductores de mokoros" (canoas que podriamos decir son las gondolas de la selva, como veis en las fotos) desempeñaban su trabajo. Pasamos dos dias y una noche con ellos, y se notaba que les encantaba la naturaleza, aunque para ellos sea el jardin trasero de su casa. Tras cenar pasamos un muy buen rato charlando a la luz de lo que ellos llaman "la television de la selva" = un buen fuego. Y cambiabamos de canal moviendo los maderos :-) Eso si, no dejamos de tener lujos como una buena ducha, y aun con riesgo de que nos censuren el blog hemos colgado algunas fotillos disfrutando de las mejores duchas al aire libre que nunca nos hemos dado.

Pues bien, no hizo falta ni entrar en Zambia, y fue evidente que pasabamos a "otra" Africa. Ya en la tierra de nadie entre el puesto fronterizo de Botswana y el de Zambia, el asalto al que nos sometieron todo tipo de moscones intentando sacar algo al turista fue un shock. Bien es verdad que esa frontera es algo especial: el rio Zambezi separa ambos paises, y como hay que coger un ferry entre uno y otro, la espera obligada te pone a huevo frente a los "acosadores". Pero si en Zambia ya no se esta tan tranquilo paseando por la calle (siempre de dia, eso si), Zimbabwe se sale de la escala. Y es que todo esto se resume, como decia, en que por mucho que sea un enorme salto viniendo de Occidente, los 3 paises que hasta el momento habiamos conocido (Surafrica, Namibia y Boswana) son, por distintas razones, relativamente tranquilos y preparados para el turismo. Desde aqui hacia arriba, la cosa cambia y es otro mundo, posiblemente exceptuando solo en parte a Kenia y Tanzania. Sin ir mas lejos, otro detalle significativo es el valor de su moneda: en Zambia te paseas con miles y miles de kwachas en el bolsillo. Pero lo de Zimbabwe, de nuevo, esta fuera de control (como habreis escuchado), y el ultimo billete que han impreso es de 100 trillones de dolares de Zimbabwe. Sin comentarios.

Dicho esto, Zambia y Zimbabwe comparten una de las maravillas de la naturaleza, las cataratas Victoria, que bien valen todas esas incomodidades que no dejan de ser mas bien anecdoticas. Porque, al fin y al cabo, asi es Africa en realidad, y tambien habiamos venido a experimentarla.



Datos practicos

De nuevo, todo esto se puede hacer perfectamente por tu cuenta. Aunque no lo hemos hecho asi, si encaja en tu itinerario venir con el coche alquilado desde Namibia es una muy buena opcion (aunque claro, luego tienes que devolverlo alli), o de lo contrario tienes que disfrutar como nosotros de los autobuses locales.

En cuanto a la epoca del año, otra vez, las lluvias condicionan algo las posibilidades. Probablemente en Botswana mas que en Namibia, de forma que yo diria que es un pais algo mas adecuado para venir en temporada seca, si encaja. Dicho esto, verlo todo tan verde de nuevo es muy, muy bonito. Y en las cataratas Victoria es precisamente cuando hay que venir, porque en epoca seca el agua es mucho menos y pierden un gran porcentaje de espectacularidad (a juzgar por las fotos que hemos visto). Y no solo visual, sino tambien ambiental: el ruido es IM-PRESIONANTE, que diria Jesulin, y tambien la nube de agua pulverizada que se ve desde la distancia. Vale, te mojas un pelin (chopaitos acabamos, oye), pero tambien es algo unico, parte de la experiencia.

Que comemos (y bebemos)

Lo mas autentico que hemos probado fue una cena preparada al fuego acampados en el delta del Okavango, a base del tipico pure de maiz que es la base de la alimentacion de media Africa, y algo de carne con salsa de tomate.

Aparte de eso, en el alojamiento en Maun (que era GENIAL, aqui veis a Sabi tomando el sol al lado del rio)...



... probamos algo muy exportable cuando volvamos que es la hamburguesa con platano frito, deliciosa. Y bebimos un licor del fruto de un arbol local, llamado Amarula, que esta muy rico... aunque sabe casi como el Bailey's.

A quien conocemos (digno de mencion)

En el Okavango hicimos un viaje de 4 dias al interior del delta con 2 alemanes, Jens y Anna, y un americano, Daniel, con los que pasamos muy buenos ratos. Tambien nos parecieron gente muy sana los que regentaban el alojamiento en Maun, un blanco de Botswana (y alli ves MUY POCOS) y una inglesa simpatiquisima, toda actividad y buen humor, que habia viajado alli hacia 8 años y... ¡nunca volvio a casa! La entendemos perfectamente, la verdad :-)

Y ya en el autobus camino de Chobe coincidimos con Kim y Tine, dos chicas belgas con mucha vida a sus espaldas, con las que hemos compartido unas cuantas cenas y charlas muy interesantes. Son un par de personajes. Nos han hablado, entre otras muchas cosas, de una web para alojarte en casas particulares de gente que vamos a probar en breve, y tambien nos animaron a enviar la solicitud para el mejor trabajo del mundo (www.islandreefjob.com), para el que desafortunadamente llegamos un dia tarde.... porque, con todos los respetos para los que alquilan hamacas en la playa de Tahiti, esta oferta molaba maaaaaazo. Y si eso no salia, a Eva ya la han dado una muy buena idea para montar un negociete a la vuelta, ¡jarls!

Que nos pasa por la cabeza

Hemos comentado en varias ocasiones lo que nos sigue sorprendiendo (aunque ya lo vimos en Tanzania) la omnipresencia del movil. Hay cobertura incluso en la aldea mas apartada, y se usa mucho independientemente de la humildad de la gente. En uno de esos viajes en autobus, una abuela aviso a su familia que llegaba, y al poco salieron de entre los arbustos (porque alli no habia nada), para recogerla, el que debia ser su marido y su hijo. Nos dejo "ojiplaticos". Tambien son omnipresentes las antenas parabolicas, para ver sobre todo el futbol internacional (como no podia ser de otra forma). Y en fin, choca verlas acopladas a las chozas de barro, sinceramente.

Y bien, junto con la sensacion de sabado continuo, ultimamente tambien tenemos mas presente otra: la improbabilidad de que volvamos a ver muchos de los sitios que visitamos. Cuanto mas viajas, mas grande te parece el mundo, y te apetece conocer tantos nuevos sitios que, desgraciadamente, se hace dificil tener tiempo en la vida para repetir la mayoria. De ahi que nos sintamos como hace unos dias en las cataratas Victoria. Tras emplear el triple de tiempo que la mayoria de la gente en disfrutar de ese portento de la naturaleza, llegado el momento de "despedirse" nos invadio ese sentimiento del que hablo. Cuando ves cosas tan bonitas, es inevitable pretender volver a verlas una y mil veces mas. "¿Por que no?", te dice parte de tu mente todavia infantil. "Porque... va'ser que no", te responde la parte adulta :-/

Afortunadamente, viajar con tiempo nos permite ser niños de vez en cuando, y alargar nuestra estancia en algun que otro sitio que nos ha enganchado, cosa que ya hemos hecho en un par de ocasiones. Y a nuestro yo adulto y responsable, aunque al final tiene razon y toca despedirse de cada lugar, al menos nos damos el gusto de gritarle: "¡QUE NOS QUITEN LO BAILAO!"
.............

Y para terminar, un putpurri de apuntes variados de estas semanas:

- Aunque ya me habia cortado el pelo en Namibia, fue un sitio relativamente "pijo" y, por tanto, muy soso. Asi que la rapada que me di en Maun (delta del Okavango) ha sido la primera verdaderamente autentica, en una peluqueria para los de aqui, vamos. Nos reimos un monton, y tanto el peluquero como el resto del personal (amigos que pasan la tarde charlando alli, como ocurria antiguamente en España) tambien pasaron un buen rato "dejando calvo al blanquito". Y oye, la rapada mas apurada que me he hecho nunca, ¡mucho nivel! Aun asi, Eva no se atrevio a retocarse su flequillo :-)

- ¿Recordais que ya comentamos lo poeticos que eran en Africa poniendo nombre a las cosas? Alla van dos perlas mas. En Botswana, su moneda es el pula, que significa "lluvia", y un pula son 100 thebes, que son... pues si, cada thebe es una "gota de lluvia". Y es que en ciertos sitios no hay dinero que compre una buena temporada de lluvias, ni la Mastercard ni na.

- En Botswana hemos estado varias noches de camping de toda la vida... y otras tantas de camping "Memorias de Africa". Porque dormiamos en tienda, si, pero totalmente amueblada e incluso con electricidad. Chuuuuuuulo, chulo.

- Un animal que erradicaria de Africa: las tortolas. Y es que hay muchas, si, y aunque especies distintas a las que tenemos en nuestras ciudades, ¡suenan igual! Asi que despertarse con los cantos de todo tipo de pajaros, y entre ellos identificar a las pu... tortolas... en fin, como que me recordaba a despertar en nuestra casa en Valencia, y se desvirtuaba el tema =:-)

Y nada mas, que sepais que el plan para el resto del tiempo en este continente esta todavia un poco en el aire. Madagascar esta cancelado, alli esta el tema excesivamente revuelto :-( Y mañana alquilamos un coche y finalmente iremos unas 2 semanas al sur y centro-sur de Mozambique, ademas de al menos otra semana en Surafrica. Queremos despedirnos de Africa relajandonos en Islas Mauricio, pero todavia no hemos podido cerrar el vuelo, asi que ¡veremos!

Pues hasta dentro de una semanitas!

Juanjo & Eva


14 comentarios:

Silvia dijo...

Puff!!! Cómo me gusta leeros. A ver si crecen los niños y tenemos la libertad de cogernos un año como el vuestro. Mientras tanto, curraremos (unos más que otras) y seguiremos vuestras aventuras. Besos. Silvia y el resto de los Pereña.

Anónimo dijo...

No me ha dado tiempo a leer nada, pero las fotos hablan por si solas. Me alegro de que estéis tan bien.
Sandra

Anónimo dijo...

IM-PRESIONANTE, ¿que camara llevas Juanjo? ¿no conocia esa faceta tuya de fotografo?. Las fotos chulisimas !!.
Seguid disfrutando, en cierto modo disfrutamos nosotros tambien, aunque esa parte de mente infantil que tenemos diga ¡¡joooo, yo tambien quiero...!!. ¡Cuando los nanos crezca..., quizas! (dice la parte adulta...:-) )
Como sabras aqui en Valencia ya estamos con los "petardos falleros" que tanto le gustan a Eva :-), otra razon más para "vivir" un mes de marzo diferente :-), sobre todos vosotros que teniais un casal bajo de casa.
Besos y muchos recuerdos.
Moises & Family

Bea Lucia dijo...

Que bonito, que fotos, que luz, que largo tienes el pelo Eva, Juanjo esta vez no te hemos visto haciendo la grulla ?¿!!
Besos

Fran dijo...

Me imagino que publicareis un libro de todo lo que estais viviendo, teneis que hacerlo, menuda experiencia. Las fotos geniales. Un abrazo.

Raul dijo...

Pues si que había agua, si :-). Yo también echo de menos la foto de la grulla, no nos prives de ella en la próxima entrega, Juanjez.

Abrazos. RAUL

Raul dijo...

Por cierto, lo de "Queremos despedirnos de Africa relajandonos en Islas Mauricio" suena un poquito (solo un poquito) a cachondeo. ¿Estais muy estresados?. ¿Necesitais relajaros?.

Que pronto se acostumbra uno a lo bueno :-)

Jorge y Paula dijo...

Nos encanta leeros. Imaginamos cómo os sentís y nos vuelven todas las sensaciones de nuestra Vuelta al Mundo'07. Vivid cada segundo que os regala África y disfrutad por todos nosotros!!
Por cierto: No mandéis fotos e historias tan bonitas, que tengo a Jorge de los nervios planeando la 2ªvueltaaaa.

Natchez dijo...

Me apunto a los demas comentarios:

QUEREMOS EL SALTOOOOO DE LA GRUUULLAAAA!!

Y depaso... ya que nos mandais erotifotos...

QUEREMOS UN CALVOOOO!!

Pero no de tu cabeza, eh!

Eva, te veo en tu salsa!! Pedazo bicharracos!!

Besos y achuchones

Josegar dijo...

Hola Pareja!!!!!

que sí, que sí, con ellos estoy, que no es más rico el que más tiene el que menos necesita (yo de pronto voy a alargar mi coche unos añitos más hast que se caiga de viejo)

Se o secha de menos... sobre todo Angel, aunque no hable...

Jorge y Paula dijo...

Muchas gracias por recordarnos que existe un mundo ahí afuera, y por enseñarnos lo bonito y emocionante que es. Estamos seguros de que estáis disfrutando de cada minuto... qué hondas llegan las emociones en un viaje como el vuestro.
Nos acordamos de vosotros... Pero no en el sentido de mecagüen!, sino en el de que ya nos gustaría estar con vosotros por esos parajes...
Un brazo... va, que sean dos: un abrazo!!
(no sabía que el prefijo "a" significase "dos", curioso...

Jorge

Jorge dijo...

Por cierto, quiero que sepáis todos que la luna llena acaba de aparecer tras las paredes del monte NH, avisando a las criaturas de que pronto caerá la noche sobre ellas...Y todo eso desde mi mesa del curro (por cierto, las criaturas deberían tener más miedo de los falleros con petardo en mano que de ninguna otra fiera...
Diosss...

Aurora dijo...

Hola, chicos!
Me encanta leeros (bueno, Juanjo, a ver si le dejas un ratito escribir a Eva también...). Me alegro mucho de que todo os esté yendo tan bien, gracias por compartir vuestras experiencias. Las fotos sensacionales.
Suerte, y disfrutad por todos!
Por cierto, os estáis perdiendo los maravilosos dias de fallas, currando entre petardos y verbenas...¡nada comparable a vuestras experiencias!
Un abrazo,
Aurora

JBarcala dijo...

Ehhhhhhhhhhhh!!!!
Juanjete!!! Munchas felicidades, viejete, desde las Españas! Llevo un rato leyendo vuestro "Glob" y he de decir, que me mola mucho el estilo liteario, de verdad! los comentarios son muy entretenidos y te "enganchan" en la trama del viaje. Si es que valéis "pá tó". Pues eso, que después de esta, hay que escribir un libro de memorias de los 366 sábados, que sería un punto...
Por cierto, las fotos... preciosas, nos han gustado, y no sólo eso... nos han emocionado, de verdad, por la belleza de muchos sitios... una belleza salvaje y pura. Ese tipo de imágenes que, como decís, hace desear ir (o volver en vuestro caso), a ese sitio. Además hemos tenido a los enanos viendo las fotos alucinados, tendrías que haber visto los "alaaaaaa" de Sergio y Jaime :)

Pos eso, que muchas felicidades, este va a ser un cumple especial y curioso. Disfrutarlo.

Un beso a los dos, de parte de:

Jose
MªJosé
Sergio
Jaimete tacatún

Publicar un comentario