17 de diciembre de 2009

Brasil: de la playa a la selva, ¡muita boa gente!


Meu coração é verde e rosa
Descendo o morro eu vou
A música, alegria do povo
Chegou a Mangueira, chegou!

Cuando estuvimos en India, y vimos algunos de los videos musicales estilo Bollywood, nos maravillamos del aguante que tenian manteniendo la cancion y la elaboradisima coreografia durante tanto tiempo seguido (entre 20 y 30 minutos facilmente). Nunca nos imaginamos que fuera posible el todavia mas... pero los brasileiros les superan.

Al dia siguiente de llegar a Rio de Janeiro, que cayo en Sabado otra vez, nos apuntamos a un "ensayo" de una de las escuelas de samba de la ciudad, las que luego desfilan en el carnaval. Nos llevaron a un barrio de lo mas popular, a orillas de una favela, donde matamos el tiempo a base de caipiriñas (pelin garrafon, eso si :-/) hasta que se hizo medianoche y comenzo la fiesta. Lo que se dice "pofesionales" de la escuela Mangueira, que asi se llamaba, no vimos muchos en las 3 horas que estuvimos en su Palacio do Samba... pero los y, sobre todo, las "amateurs" que petaban el enorme salon (como un polideportivo tuneado) mantuvieron el listo bien alto. Alli todo el mundo baila samba desde pequeñitos, y el ambiente fue genial; es como una peña, o una falla, porque habia todo el rango de edades, de 0 a 80, y todos viviendolo muy apasionadamente, como los brasileiros solo hacen con la samba y, por supuesto, el futbol (esto ultimo mucho mas, la verdad, es una locura). Pero el caso es que, de todas las canciones que tocaban y cantaban, el himno de la peña (cuyo estribillo he reproducido al principio) despertaba un fervor impresionante, la gente se tocaba sus camisetas verde y rosa (sus colores) y cantaba y bailaba como si les hubieran recargado. Y asi, pues media hora seguida del mismo soniquete y el mismo estribillo, que es lo que hacen tambien en Carnaval, solo cantan una cancion. Lo dicho, me rio yo de los de Bollywood =:-0

Fue una bonita y muy autentica introduccion a Brasil. Rio es preciosa, tiene una geografia increible, una mezcla de razas que practicamente cubre todo el espectro de colores (les falta una mayor cantidad de asiaticos para materializar la utopia), y ademas aterrizamos en un momento de especial algarabia: un puente de tres dias que ademas coincidia con el dia del orgullo gay (o, como le llaman ya para ser mas abiertos todavia, del LGBT = Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales). Ah, y acababan de ganar los Juegos Olimpicos del 2016 ("Um outro futuro começa agora", se leia por todos sitios). He de reconocer que, viniendo del otro extremo (la paz y la soledad del desierto y el altiplano de Chile y Bolivia), costo un poco digerir el shock de la gran ciudad, los grandes atascos, y las grandes aglomeraciones. Pero como tratamiento nos fuimos a bailar samba con otros cuantos miles y ¡arreglao!

Y, tras casi una semanita en Rio, comenzamos nuestra ascension, siempre hacia el Norte. Asi como en Chile tuvimos claro que, para hacer un pais tan extenso y a la vez tan alargado, tendriamos que coger varios vuelos, en Brasil nos habiamos planificado un recorrido que pretendiamos fuera todo por tierra: desde Rio hasta Belem (desembocadura del Amazonas), por la costa, y de ahi remontando el Amazonas hasta Iquitos, ya en Peru. Sin embargo, ya en el primer trayecto largo desde Rio hasta Salvador de Bahia, cambiamos el bus por el avion: salia mas barato y te ahorrabas 28 horas de carretera =:-0 Nos vino bien, porque del avion si que fuimos directamente a un autobus que nos llevo a la unica zona de monte y campo que hemos visitado, la Chapada Diamantina. Aqui sufrimos de nuevo el contraste de venir de la gran ciudad y aterrizar en la calma de la naturaleza... pero ese choque nos cuesta mucho menos digerirlo :-) Disfrutamos muchisimo de una semanita de buenos paseos y buena compañia, teniendo como base un pequeño pueblito que entonces ya nos parecio un pelin demasiado preparado para el turista... je, no nos imaginabamos lo que nos esperaba.

Porque volvimos a Salvador de Bahia y, durante 3 semanitas, hicimos varios miles de kilometros del levante brasileiro. Y la comparacion con el levante español es totalmente intencionada porque, salvo contadas excepciones, es una sucesion de playas que debieron ser paradisiacas y ahora estan engullidas por el hormigon. Tambien es, como ocurre con nuestro levante, la zona predilecta del brasileiro para vacacionar, lo que implica que la mayoria de las poblaciones (quitando las capitales de cada estado) han sido creadas por y para el turismo; poco autenticas, muy artificiales para nuestro gusto. Pero ademas, es que algunas ofertas turisticas de esa zona nos han parecido sorprendentemente tristes. Y, sin embargo, exitosas. Pero claro, todo depende de a que estes acostumbrado, y pasa en todo el mundo. Hay zonas de la costa en las que los turistas abarrotan pequeñas barquitas de vela que les llevan a un arrecife rocoso a 100 metros de la playa. Y no exagero ni un metro. Lo se porque nosotros lo anduvimos (si, no hace falta ni nadar, no cubre ¿?). Para nuestra sorpresa, no solo el pobre arrecife y las humildes piscinas naturales que se forman estaban petaditas de gente... sino que ademas varias escuelas de buceo ofrecian (con exito de publico, insisto) bautismos e inmersiones en metro y medio de agua con fondo de arena. Lo que, para los no iniciados, quiere decir: si la visibilidad te permitiese ver algo, lo unico seria las dos lisas que se quedan por ahi porque las alimentan. En fin, como digo, en otras ocasiones ya nos ha pasado que no hemos pagado una inmersion porque, al precio que tienen, ya no nos conformamos con cualquier cosa, conociendo lo que conocemos. Pero esto no nos lo creiamos.

Eso si, tanto tiempo de playa y consecuente observacion de la fauna autoctona nos ha dado para compilar un buen repertorio de usos y costumbres en la playa brasileira:

- El vendedor ambulante es el rey de la playa, y te venden DE TODO. Es una pena que semejante figura se haya perdido en muchas de nuestras playas patrias porque, puestas a estar petadas, el vendedor al menos le da colorido. Y tampoco necesitas llevar sombrilla, sillas, mesas, nevera con bebidas... en todas las playas, excepto las muy remotas, cada pocos metros montan lo que llaman una barraca, que viene a ser un chiringuito portatil multi-funcion que alquila la sombra con el pack completo, incluyendo los mas elaborados platillos (impresionantes para cocinarlos en puestos de quita y pon). Los ambulantes tienen pequeñas barbacoas portatiles en las que te ofrecen una amplia gama de frutos del mar (sobre todo camaron y cangrejo), y mucho queso a la parrilla. Incluso hay masajistas que se pasean con su camilla de masajes a cuestas (imagino que se daran un auto-masaje al final del dia, ¡que palizon!).

- Moda de baño: ellos, el semi-turbo (no llega a ser el tradicional farda-paquete de la España de los 70, sino algo mas ancho por los lados), tres tallas mas pequeño para marcar bien culo. Ellas, el "tanga fantasma", porque se ve el origen de la tela pero inmediatamente se pierde entre los cachetes. Hay que decir que esta moda es aplicable independientemente de la edad y de tu figura. Y el top-less no existe :-( Cabe destacar que en todo el pais (al menos en los estados calurosos del nordeste, que son los que hemos conocido), un buen numero de hombres "viven" sin camiseta, sin necesidad de estar en la playa. Se ve mucho pecho (masculino) por la calle.

- Deportes de playa: futbol, volley, y el hibrido = fut-volley (volley playa donde no vale tocar el balon con las manos, y se usan mucho los pies, de ahi el "fut"). Mola ver como aqui la actividad extraescolar de los chavales son las escuelas de lo uno o lo otro, al atardecer en la playa... que genial forma de terminar el dia. Me recordo a los impresionantes campos de futbol que montan en La Concha (San Sebastian) los fines de semana. ¿Y la capoeria? Pues ñoras y ñores, lo siento pero brilla por su ausencia.

- Actividad acuatica: ¡la justa! Es muy curioso ver a muchos "gestionar" su aproximacion al mar, porque se les nota a la legua que no saben nadar (muy comun en Brasil), pero obviamente no les gusta hacerlo evidente.
----------------------------------

Pero, aunque teniamos mes y medio en Brasil, el plan inicial resulto ser demasiada tela, y los viajes se hacian eternos por las muy humildes carreteras brasileiras (practicamente no hemos visto autovias, lo que nos ha sorprendido). De cualquier forma, para llegar a muchos de los sitios apetecibles el bus era impepinable, y entre eso y que nos cansamos de playa y poco mas (¡quien nos lo iba a decir!), pues a todavia miles de kilometros de Belem nos dio la pajara. Finalmente, tras 10 meses y medio de viaje, los astros se alinearon para que nos tomasemos esa semanita de hacer nada en absoluto que al principio imaginamos que necesitariamos con mas frecuencia. Y tampoco es que la necesitaramos, pero ante la perspectiva de mas tralla en autobus para no ver mucho distinto... el propio viaje nos lo puso a huevo. Y el huevo lo plantamos en un lugar llamado Jericoacoara, Jeri para los amigos (entre los que nos contamos, tras una semanita alli :-)


Un pueblo totalmente rodeado por kilometros de dunas, y al que solo se puede llegar en vehiculos 4x4. Todas las calles son de arena, incluso alguna tienda por dentro tambien. El paraiso del viento de Junio a Diciembre, y por lo tanto el paraiso del windsurf y el kitesurf. En otras circunstancias me hubiera animado a ese curso de windsurf que en 6 veranos en Valencia todavia no he hecho... pero aqui el huracan no parecia lo mas adecuado para aprender, y todavia no habia recuperado la confianza "plena" (ejem :-) en mi hombro. Asi que, como digo, una semana de nada en absoluto, porque con tanto viento la playa tampoco era apetecible. Nos pegamos largos paseos antes de que el viento arreciase (sobre mediodia), y luego nos retirabamos a la Pousada a leer en la hamaca, y saliamos a final del dia a ver atardecer desde la duna de la puesta del sol.


Era entretenidisimo unirse a la romeria diaria, todos los turistas subiendo la duna a la misma hora :-) Pero la verdad es que el lugar es tan bonito (y grande, te podias buscar facilmente tu huequito de soledad), que disfrutamos muchisimo de una semana seguida de atardeceres conscientes. La ultima tarde nos despedimos por este viaje de la playa, y tambien de los atardeceres sobre el mar. Y la luna llena nos recordo que otro mes habia caido, y empezaba nuestro ultimo mes de viaje. Fue una preciosa forma de ahogar la pena que la "inminencia" del final nos podia generar... y, por asegurar, luego nos tomamos unas caipiriñas para acabar de ahogarla :-)

Las ultimas dos semanas, las dedicamos a nuestra aventura amazonica. Y es que era la unica ocasion en todo el año en que debiamos llegar a coger un avion en una fecha concreta, o se nos descarajaba todo el invento posterior (el fin de viaje en Chile lo habiamos dejado bastante pre-organizado, como ya os contare), y precisamente escogimos una de las zonas del mundo en las que el transporte es mas impredecible: las carreteras son inexistentes, los aeropuertos escasos y los vuelos esporadicos, y los barcos... pues eso, totalmente impredecibles =:-/, aunque son el principal medio de trasladarse por la region. Volamos a Belem para ver la desembocadura, y desde alli tambien nos hicimos los primeros 1600 kilometros del rio hasta Manaus en avion. Tras un dia en la capital de la Amazonia brasileira (nada especial, como todas y cada una de las poblaciones a la vera del rio), cogimos nuestro primer barco para hacer otros 630 kilometros hasta Tefe. Si lo buscais en el mapa, aquello ya esta suficientemente adentrado en la selva como para satisfacer nuestros deseos de naturaleza salvaje, asi que pasamos 4 dias en una Reserva de Desarrollo Sostenible que han montado a una hora y media en barco desde Tefe. Es bastante caro, pero no nos defraudo. Viviamos inmersos en un ecosistema unico en el mundo, el bosque inundable, ya que durante unos 3 meses al año el Amazonas se desborda e inunda bastantes hectareas a su alrededor (como se puede apreciar en la marca del agua en el arbol de esta foto). Aunque no era la epoca del año en que se inunda, fue bastante diferente a nuestra anterior experiencia amazonica (en Peru), ya que aqui la flora y la fauna deben adaptarse a vivir varios meses bajo el agua o en los arboles. El escandalo nocturno de la selva aqui era mucho menor, exceptuando los rugidos de los caimanes. ¿A que no sabiais que rugian? Yo tampoco, pero es verdaderamente estremecedor... sobre todo cuando duermes en una casa flotante (tambien las construcciones se deben adaptar a la epoca de inundacion), y por la noche el caiman se dedica a cazar y a rugir debajo de la casa, ¡se movia toda! =:-0 En fin, fueron 4 dias de exactamente lo que habiamos venido a buscar... y es que esto esta muy lejos de todo, pero nos reconforto constatar que adentrandose lo suficiente en la Amazonia, todavia impera la selva.


Y a partir de ahi, comenzamos una carrera contrareloj por hacer los 1400 kilometros de rio que nos quedaban hasta Iquitos en los 6 dias que teniamos. Comenzamos mal, esperando toda la noche a un barco rapido que se debio estropear y nunca llego (tremenda noche en vela en el mega-basico muelle de Tefe, entre la carga a medio vaciar de una barcaza alli amarrada), asi que tuvimos que improvisar y comprar un vuelo de ultima hora a un micro-pueblo ya no muy lejos de la frontera... con la suerte de que, nada mas aterrizar, paso por alli una de las barcas locales que recorren el rio a ritmo de put-put-put, y en las que la gente duerme en hamacas en una cubierta totalmente diafana. Era la experiencia realmente autentica de viajar por el Amazonas como lo hacen los mas humildes, y tuvimos la dosis perfecta: 18 horas y ya en la frontera con Peru.

Pero nos las prometimos demasiado felices y volvimos a oscilar animicamente, de los nervios por no llegar, al disfrute del barco lento y la tranquilidad por ir aparentemente sobrados, a los nervios otra vez cuando en la frontera no habia hueco disponible en los barcos a Iquitos hasta dos dias despues. Lo que suponia que llegabamos el dia anterior a nuestro vuelo, y como hubiera algun imprevisto de ultima hora (pan nuestro de cada dia en la Amazonia)... pero todo termino bien, y a pocas horas de volar desde la Amazonia estamos en Iquitos con tiempo suficiente para enviar esta cronica. ¡Buf! :-)

A quien conocemos (digno de mencion)

Si hay un pais que todo el se merece esta seccion de nuestro blog, sin nombres propios, ese es Brasil. En otros aspectos, para nosotros Brasil ha tenido luces y sombras. Pero la gente en todos sitios ha sido encantadora, siempre amable y sonriente, siempre dispuestos a ayudarte. Incluso en algunos de esos sitios que contaba, con exceso de oferta turistica, nunca han sido agobiantes, aceptaban el primer "não" con deportividad. Nuestro mes y medio brasileiro ha estado plagado de pequeños encuentros con muy buena gente, y practicamente al final tuvimos uno de los mejores, cuando nos subimos casi en marcha al barco regional que nos llevaria a la frontera del Amazonas brasileño con Peru, sin hamaca para pasar la noche. Entre el capitan del barco y una timida pero amabilisima mujer nos suministraron dos hamacas y nos ayudaron a colocarlas adecuadamente (mucho "hamaquismo" hemos hecho en Brasil, nos servira la practica para nuestra terraza en Valencia :-) Muy apretaditos en el mar de hamacas, como podeis apreciar aqui, pasamos la noche entretenidisimos con todos a nuestro alrededor queriendo que estuvieramos comodos y ofreciendo conversacion, incluso con un representante de los indigenas del Alto Amazonas enseñandonos fotos de su comunidad y su familia en su recientemente adquirido portatil. Fue muy autentico, otro de esos momentos "to' er mundo e gueno" de los que hemos tenido varios en este viaje. Pero es que... ¿donde te despides del taxista con un abrazo, tras una carrera como las de Carmen Maura en "Mujeres al borde de un ataque de nervios", tan de traca que cuesta describirla? ¡Solo en Brasil! :-)

Y eso a pesar de contrastar con que, una vez mas, los avisos sobre la inseguridad en Brasil eran numerosos. Tambien una vez mas, por suerte (eso si, de la Buena Suerte con mayusculas, es decir, la que se busca), simplemente ejercitando sentido comun y estando alerta en los tipicos sitios de mas riesgo nos hemos librado. Dicho esto, Brasil nos ha parecido el pais de entre todos los que conocemos en el que la paranoia debe estar algo mas justificada. Hemos escuchado muchas experiencias, directas e indirectas, de gente a la que le han robado tanto al descuido como con intimidacion. Pero, lo que mas relevante nos parece, es la cantidad de brasileiros a los que hemos visto meterse el dinero entre la ropa interior nada mas sacarlo del cajero (como si los billetes no olieran ya suficientemente mal =:-/), o agarrarse a sus bolsas fuertemente al viajar en autobus. O hablarnos (y avisarnos) de lo peligroso de tal o cual ciudad, de tal o cual barrio. Cuando el rio suena, y ademas te lo confirman los que viven a su vera... Incluso leimos una frase que nos encanto, teoricamente dicha por una expatriada europea en Rio de Janeiro: "Me gusta mucho vivir en Rio, porque aqui mi nivel natural de paranoia por fin esta justificado". Desde luego, donde si son un peligro es conduciendo: los que llevan autobuses, sobre todo urbanos, son lo mas "deportivo" (lease kamikazes) que hemos conocido. ¡Cuanto daño hizo Ayrton Senna! :-/

Tambien volvimos a ser testigos de excepcion de la pasion con la que se vive el futbol en Suramerica. Y si en Chile nos toco la celebracion por la clasificacion de su seleccion para el Mundial (y, mira tu, jugara contra España), en Brasil coincidio el final de su liga de futbol y las celebraciones del campeon: el Flamengo, uno de los equipos de Rio de Janeiro. Ese domingo estabamos en Tefe, en medio del Amazonas y a varios miles de kilometros de Rio... pero ni asi nos libramos, porque resulta que el Flamengo es uno de esos equipos muchas veces ganadores a los que se alia todo aquel que no tiene equipo en su ciudad (algo como lo que ocurre en España con el Real Madrid o el Barça), de forma que medio Tefe salio a la calle a celebrarlo. La mayoria en moto, por cierto, y es que en estas poblaciones a orillas del Amazonas nos ha parecido volver a orillas del Mekong, donde la moto es reina de la calle, ¡hasta habia tambien moto-taxis! Y para culminar, en Iquitos hay tuk-tuks, ¡como en la India!

Ademas de por su forma de ser, tambien hemos sintonizado con el pueblo brasileiro por el crisol completo de razas que lo forman. Como decia Bernardo, un tipo encantador con el que compartimos largas caminatas en Chapada Diamantina, el pasaporte brasileño es de los mas cotizados en el mercado negro: le pones tu foto y cuela seguro, porque cualquiera puede ser brasileiro :-) La "gama de colores" en Brasil es completa: desde el blanco mas refractante al negro tizon, pasando por toda la gama de mulatos, los indios (en Amazonia, y mas cuanto mas subes el rio, logicamente), e incluso un buen numero de amarillos (aunque, curiosamente, parece que aqui la inmigracion asiatica es mayoritariamente japonesa). Aparentemente la mezcla esta bastante consolidada, si hay conflictos raciales no son ni mucho menos patentes, y es bonito comprobar que el agua y el aceite se llegan a mezclar si los agitas suficientemente (y aqui la agitacion es la musica, "alegria del povo" como dicen ellos). Aun asi, en las playas turisticas la gran mayoria de los turistas son blancos, y los que trabajan para ellos de color... asi que, aunque culturalmente hay tolerancia, economicamente la division sigue existiendo y el color es un factor. De hecho, posiblemente haya sido el pais donde la diferencia de clases es mas acusada. No tanto por extrema, sino por omnipresente y aceptada con naturalidad. En Brasil, la gran mayoria de turistas con los que hemos coincidido eran de aqui, lo que demuestra que la clase media y medio-alta es numerosa. Y es un agradable cambio frente a lo que ha sido la norma en el resto del mundo: el grupete de 100% extranjeros haciendo turismo, y el unico local del grupo, el guia. ¡Ah!, y un dato que ha sido nostalgico para nosotros: sobre todo en Bahia, son practicamente africanos... ¡hasta tienen un deje muy parecido al genial "Eeeeehhhh" de Africa! :-) Tambien se escucha bastante en Amazonia, pero alli lo mas curioso es otra cosa: son tan timidos, que incluso para saludarse entre ellos apenas levantan la mirada y se "ponen morritos", como los monos, con tal de no tener que hablar =:-0

Para terminar, tambien nos hemos divertido haciendo nuestros pinitos con la gente en portugues. Que se entiende mejor que el de Portugal, pero para nada "es igual" al Español, y te lleva un tiempo adaptar el oido para manejarte a nivel basico. A lo largo de este mes y medio hemos recopilado algunas frases y palabras que nos han hecho especial gracia, alla van:

- ¿Tudo bem? ("¿Todo bien?") es un saludo tipico. Mi respuesta favorita era "¡Tudo otimo!" :-) Otro saludo tipico es "¡OPA!", como os lo cuento =:-) Aunque lo mas normal es saludarse con las manos, pulgares arriba o el saludo surfista que hacia Ronaldiño.
- Con permiso = "Con liçençia", pedir algo a domicilio = "Disk-entrega", mantener frio se dice "mantenga resfriado". Un perro peligroso es un "cão feroz", y un "cachorro quente" es un perrito caliente. Una silla es una "cadera", las "borracharias" son talleres de arreglo de neumaticos. Las "chuteiras" son botas de futbol, y los "feta-feiras" son el equivalente a nuestros domingueros. Los SMS se llaman "torpedos". Y un condon, una "camisinha".
- Como en gallego, predominan las terminaciones en diminutivo: cafezinho, dinerinho, etc.
- Y algunos nombres de comercios y demas tambien eran geniales: nombres de colegios como "Gente inocente", "Gente menuda" o "Nascedero do talentos". "Mercadinho Dios proveera", y tienda para peques "Mama eu quero". Y una funeraria llamada "Asistencia pos vida".
- Por ultimo, una curiosidad para los filologos: asi como en castellano, que yo sepa, solo hay palabras para describir de forma generica 3 niveles de temperatura (frio, templado o tibio, y caliente), pues en portugues ¡tienen 4! Estan el equivalente a frio y a caliente, y luego otras dos que son templado pero mas cercano a frio, y templado pero mas cercano a caliente. ¿No es genial? A mi al menos me parece mas afinado :-)

Que comemos (y bebemos)

¿Todos conoceis el rodizio brasileño? Bueno, pues en los primeros 6 dias en Rio, nos metimos 3 entre pecho y espalda... un desfase :-/ Aparte de eso, en el apartado solido creo que lo mas destacable es que les encantan los dulces, y como a mi tambien pues he sido feliz. Digno de destacar el "pudin de leite", como un flan pero mejorado, hecho con leche condensada, ¡una bomba!

En el apartado liquido, por supuesto destaca la caipiriña, abastecida por hectareas y hectareas de caña de azucar (tambien para sus dulces, claro), ¡es impresionante! Tambien la enorme variedad y calidad de sus jugos de frutas tropicales. Y uno de ellos por encima de todos: el açai, parecido a una uva muy negra que solo se da en la Amazonia, y que se toma en todo Brasil de muy diversas formas (jugo solo, en granizado, mezclado con guarana, con granola, con banana, con helado...)

Que leemos

Es curioso como a lo largo del año, sin pretenderlo, en nuestra vinculacion entre lo que leemos y la region que recorremos no hemos estado muy atinados. En ocasiones hemos ido simplemente algo a remolque, habiendonos incitado nuestro viaje a leer algo en concreto, y para cuando lo conseguimos ya estabamos cambiando de pais o incluso de continente. Algo de eso nos paso con la biografia de Mandela (leida en la India), con algo sobre Gandhi que buscamos insistentemente en la India y Eva lo leyo ya en Nepal, o con algun libro sobre alpinismo y que finalmente conseguimos al irnos del Himalaya. Solo en un par de ocasiones hemos estado 100% sincronizados: con el primero de los dos libros que hemos leido de la "Lady's Detective Agency", que se desarrollaba en Botswana y alli lo compramos, y con un libro que acabo de terminar que se desarrolla en Brasil (entre Rio y la Amazonia). Y en bastantes casos el "descoloque geografico" ha sido total: desde leer "El Pajaro Espino" (que se desarrolla en Nueva Zelanda y Australia) ahora en Brasil, pasando por "La Playa" (sudeste asiatico) ya en el Pacifico Sur, hasta el colmo de la asincronia que supuso haber leido el viaje de Javier Reverte surcando el Amazonas (lo que acabamos de terminar ahora) al principio del año.

Esto viene a cuento de dos libros que he leido y queria poner en contraposicion. Y, si, los he leido "donde no tocan" geograficamente. Ya os hable de mi pequeña decepcion al leer "El Alquimista", de Paulo Coelho, donde lo que esperaba fuera una fabula con trasfondo filosofico y espiritual acabo desembocando en una cuestion de fe. Pues bien, ese libro tenia que haberlo leido aqui en Brasil; no solo porque el autor es brasileiro, sino porque la religiosidad y, sobre todo, la presencia de la iglesia en este pais es importante. Muchos de los edificios mas modernos, grandes, y en muchas ocasiones extravagantes (¿?) que hemos visto eran iglesias. De una u otra faccion, porque hay de todo... pero todas parecen estar boyantes economicamente. En fin, el caso es que con "El Alquimista" tuve la sensacion de que el autor tenia el proposito de llevarte hasta Dios desde el principio, pero lo hace como con nocturnidad, por la puerta de atras; cuando llega el momento de ir dejando caer la moraleja, de explicar el viaje espiritual del protagonista, resulta que la "unica" respuesta es Dios. Para mi fue decepcionante por escasamente creativo: en mi opinion, Dios es la respuesta comodin a casi cualquier pregunta.

Pues bien, mientras estuvimos en zonas del mundo mayoritariamente budistas (pero sobre todo en Nepal, donde nos parecio que se vivia mas intensamente), nos pico el gusanillo de leer algo al respecto. Eva sobre todo ojeo algun que otro libro del Dalai Lama, aunque a mi la simple relevancia del personaje me causaba pereza: el resto del mundo le da tanto bombo que, aunque el no fuera asi (que no lo se), me imagino al pobre Dalai en la obligacion de predicar, de iluminarnos y enseñarnos el camino con excesivo convencimiento. Lo de "excesivo" va porque, en mi opinion, es sencillamente arrogante pensarse en posesion de la verdad absoluta en temas espirituales, y mas cuando hay tanta gente tan convencida de "verdades" tan dispares. En fin, sea como fuere, no encontramos nada que nos convenciera, y sin embargo hace poco cayo en nuestras manos un libro que nos ha parecido genial: "Breakfast with Buddha".

Ambientado en EEUU, esta vez la geografia es lo de menos... ¿o no tanto? Bueno, el caso es que narra el viaje en coche que un americano culto, inteligente y esceptico, se ve obligado a compartir con el guru espiritual de su hermana, un monje budista con sus ropajes y todo :-) Es genial, un libro sobrado de humor y de pequeñas grandes perlas de "sabiduria urbana", sin pretensiones grandilocuentes mas alla de hacerte pensar un pelin. No hay el mas minimo intento de querer convencerte sobre nada, solo humildad al plantear alternativas a las tipicas "grandes" preguntas de la vida (exceptuando la que no es de la vida, sino de que viene despues), a traves de la inquietud espiritual de un personaje con el que muchos de nosotros nos podriamos identificar... al menos yo lo he hecho. En resumen, muy recomendable.

---------------------------------

Aqui lo dejamos, y salimos directamente al aeropuerto para volar a Chile.

Tchau Brasil!

Juanjo y Eva

11 comentarios:

RAUL dijo...

Pues en estos días están viendo María y Pablete la serie de Willy Fogg y mira que me ha recordado a ella la historia de la llegada a Iquitos. Medios de transporte lentos, horarios que no cuadran, no hay billetes hasta dentro de 2 días .... Y el Willy Fogg manteniendo la calma con un talante acojonante, sin dejar de tomar su té de las 5 ni un sólo día :-).

Precioso Brasil, sólo he echado de menos (hay te has deconcentrado, Juanjete) una foto autoexplicativa del "tanga fantasma", con la descripción escrita no he acabado de entenderlo bien :-). Y, para compensar, puedes poner una de un tío sin camiseta, no vayamos a herir susceptibilidades.

Un abrazo enorme para los 2, que ganas tenemos de que nos conteis vuestras aventuras en persona. ¡Disfrutad de vuestro último destino!

-- Raul

La Vuelta al Mundo de Asun y Ricardo dijo...

Hola Eva y Juanjo:
Completísima descripción de vuesta estancia en Brasil pero sobretodo la idiosincrasia de sus gentes. Nos ha gustado mucho.
Ya queda poco para volver,os deseamos que paséis una Felices Navidades, aunque suponemos con nostalgia de no hacerlo con los vuestros.
Un abrazo, Asun y Ricardo

Susana y Javier dijo...

Hola Chicos!. Hacía tiempo que no me conectaba al blog y he tardado 3 horas en ponerme al día!. Sigo pensando que a este viaje me hubiese apuntado yo, si mi vida hubiese sido diferente... Con esto no quiero decir que sea mala mi vida acual, ni mucho menos, pero no siempre se puede controlar el destino de las decisiones vitales, y a veces creo que uno debería vivir "varias vidas" para disfrutar plenamente. Con este viaje y vuestras experiencias vosotros sois los que estáis más cerca de "disfrutar" de varias vidas. ¡sois mis ídolos! Vivid con intensidad lo que queda de viaje! Ya tenemos ganas de veros! Besos y abrazos,
Javi, Gusi y Diego

Anónimo dijo...

Hola bambinos, alla donde esteis , Jp y yo os deseamos que paseis una feliz navidad y empeceis mejor el 2010...un abrazo muy fuerte que pronto os daremos "in person" jejej( todo lo bueno se acaba...)

Monica y Jp

Aurora dijo...

Hola, pareja!
Después de algunos días de "abandono", estaba deseando volver a leeros. ¡qué poquito os queda ya! Parece que fue ayer cuando os fuisteis...Seguid disfrutando! Espero que paseis unas Felices Navidades y el 2010 os traiga lo mejor. Un abrazo:
aurora

Anónimo dijo...

Feliz año¡¡¡ esta vez desde MAdrid, pero con la misma lluvia que en Paris¡ quel merde¡

Un besote¡¡¡

Anónimo dijo...

Feliz año¡¡¡ esta vez desde MAdrid, pero con la misma lluvia que en Paris¡ quel merde¡

Un besote¡¡¡

Anónimo dijo...

FELIZ AÑO!!!

ANA, GEMMA, PABLO, LUCAS

Carlos Linares López dijo...

¿¿¿Qué os han traido los reyes??? Os queda menos de una semana, ¿y cómo os sentís ahora?

Ha pasado mucho tiempo desde que os habeis ido, ...

Hasta pronto, casi casi bienvenidos!! :)

Aurora dijo...

¡¡Feliz año nuevoooooo y felices reyes!!

Y sobre todo.... ¿feliz nueva vida? ¡¡Sí!! ¡¡Feliz nueva vida!! porque después de estos 366 sábados vuestra vida no va a ser igual.......¡¡no puede ser igual...!!

Espero con ansia vuestro regreso y vuestra última entrada en este blog que he seguido desde que me enteré que existía....

¡¡Enhorabuena por la aventura de vuestra vida, chicos!! Y gracias mil, por compartirla con todos nosotros....

Besos mil, guapos :o)

Jose Garcia dijo...

Jelou pareja,

¡Qué bueno! Lo de la capoeira es un mito, es como veir a Valencia y esperar ver a gente en la calle Colón haciéndo flamenco...
Cuando estuve yo por allí sí había pero en lugares muy determinados de Salvador, y poco más.
Me uno a Aurora, gracias por compartir vuestra aventura, que en mis noches compite con la aventuraoceanica.es del Fenollosa... solo que ese se ha ido para más de dos años.
Un besote,
JG

Publicar un comentario